El uso de redes sociales ha crecido de manera acelerada durante los últimos años, dedicándole una
gran cantidad de tiempo del día y adoptando un nuevo modelo de comunicación gracias a esta nueva
interfaz tecnológica. Si ya se encuentran en la vida cotidiana, que mejor que implementarlas en el
trabajo. Por lo tanto, lo social también ha llegado al ámbito laboral.

Utilizar las redes sociales de manera no controlada puede causar baja productividad en el trabajo.
Este hecho puede apreciarse desde el punto de vista de trabajador o jefe. Es por eso que en lugar de
prohibirlas, se satisface la necesidad de comunicación por este medio mediante redes sociales
corporativas diseñadas exclusivamente para su manejo dentro de una organización, utilizando
interfaces novedosas y fáciles de comprender.

Intranet Colaborativa

Las redes sociales corporativas son herramientas de trabajo que se implementan dentro de las
organizaciones, que permiten a los trabajadores colaborar entre ellos, relacionarse e intercambiar
ideas en su horario laboral. El reto es ayudar a las empresas a ser más competitivas al momento de
utilizar plataformas que generen valor a través de la colaboración, basándose en los estándares de
las redes sociales abiertas, redefinidas para el sector corporativo.

Al estar basadas en web 2.0, la información está disponible en cualquier momento y en cualquier
lugar. Basta con ingresar a la página web o aplicación desde tu computadora o cualquier dispositivo
con conexión a Internet para conocer el status que tienen tus compañeros de trabajo. Como jefe, esta
herramienta te puede funcionar como un método de control de personal, identificando el tema que cada
empleado está desarrollando, la percepción de sus compañeros y si existe una correcta comunicación
entre ellos.

Sus funciones principales pueden ir desde resolver problemas de información, elevando la
productividad al eliminar tiempos muertos, así como almacenar toda la información compartida en la
memoria disponible para búsquedas semánticas. Permite la implementación de políticas de cultura
organizacional. Para que estas redes sociales funcionen, tiene que existir compromiso por parte de
todos los trabajadores que integran la empresa.

Los beneficios que se pueden obtener gracias a estas redes sociales corporativas suelen ser amplios,
pero se pueden clasificar en cuatro:

  1. Optimizar la comunicación interna de la empresa. Impulsar a los trabajadores a compartir
    conocimientos entre ellos que enriquezcan a la empresa.
  2. Agilizar la comunicación interna. Actualmente, las empresas reciben una gran cantidad de información del exterior a través de sus cuentas en redes o por mail, y si a esto se le suma el flujo de información que ocurre de manera interna, se saturan todos los canales de comunicación. Por ello, si se cuentan con estas redes corporativas, se agiliza la información entre trabajadores y se hace fluido todo el proceso de comunicación, interna y externa.
  3. Lograr mayor vinculación con la empresa. Este tipo de comunicación ayuda a que los departamentos de las empresas estén relacionados y comunicados entre sí, incluso si se encuentran en diferentes ciudades o países. Esto crea un sentimiento de pertenencia y permanencia en la misma.
  4. Incluir el factor “innovación”. Estas herramientas realzan la imagen corporativa y tecnológica de la empresa, incluyéndola en las nuevas tendencias 2.0., utilizando computadoras y dispositivos móviles como tablets o celulares con Android, iPhone o BlackBerry que favorezcan siempre la interacción y actualización en tiempo real. Así que estés o no en la oficina, podrás estar siempre comunicado con tus compañeros, ya sea para consultar dudas o agendar trabajos en conjunto.

¿Necesita mas información?, utilice nuestro formulario y le responderemos