Qué es y para qué sirve la metodología Lego Serious Play (LSP)

Por Claudia Alcelay (España)

¿Quién de nosotros no se siente fascinado por las piezas LEGO, sus colores, formas y opciones para la creatividad? Es decir: “LEGO”, y todos queremos jugar y pasar un buen rato. Ese componente lúdico se mantiene en LSP pero su objetivo es diferente. ¿En qué consiste la metodología LSP? ¿dónde radica su éxito?

“Este taller tiene que ver con nosotros como personas. Se trata de tomarnos tiempo para reflexionar sobre nosotros y lo haremos utilizando un abordaje particular conocido como LSP. Comencemos a experimentar el método: ¿Alguna vez te has preguntado cómo sería una reunión si todos participaran, expresaran claramente su opinión o su compromiso con un tema determinado y comprendieran claramente las ideas de los demás? Vamos a intentarlo con piezas LEGO”.

Así comienzan los talleres LSP que impartimos. Desde jóvenes universitarios hasta profesionales peinando canas, todos quedan sorprendidos por la fuerza de esta metodología y lo que supone para ellos como punto de partida para una mejora personal y profesional.

¿Cómo surge LSP?

“Los jefes no tiene todas las soluciones”, “las personas queremos participar” y “las empresas más sostenibles son las que escuchan a sus empleados”. Éstas son las premisas de la metodología Lego Serious Play (LSP), una forma de aprender que se centra en el desarrollo de habilidades académicas, sociales y cognitivas desde niños de 6 años hasta adultos.

¿Qué me encuentro en un taller LSP?

Cuando nos sentamos en una sesión LEGO pasamos sucesivas veces por ciclos completos de preguntas. Cada uno de estos ciclos nos ayuda a avanzar en la búsqueda de una solución al tema general de la sesión. Tema que nuestro dinamizador nos indicará en el momento en que dicha sesión comience. Cada ciclo comprende:

  1. UN RETO. El facilitador, que es el responsable de que el taller tenga éxito, lanzará una pregunta al grupo pidiendo que cada uno le de respuesta a través de las piezas LEGO.
  2. LA FASE DE CONSTRUCCIÓN. Durante unos minutos, según indique el facilitador, cada asistente responderá a la pregunta formulada creando un figura o modelo LEGO. Se trata de que cada asistente exprese sus respuestas a través de su construcción. ¿Parece difícil? No lo es. Cuando el facilitador nos va introduciendo casi sin darnos cuenta en la metodología, el disfrute está asegurado.
  3. EL MOMENTO DE COMPARTIR. Cada asistente explicará su modelo al resto del grupo. Todos lo explicarán. En este momento, el dinamizador realizará las preguntas pertinentes sobre el modelo construido, nunca se cuestionará al autor, y las preguntas nos permitirán verbalizar ideas y opiniones de las que no éramos conscientes.
  4. EL CIERRE DEL RETO. El facilitador y los asistentes resumirán la actividad.

¿Por qué funciona LSP?

  • LSP hace que cada asistente ejercite múltiples inteligencias: lingüística, visual, kinestésica, lo que permite que el equipo descubra respuestas a las que nunca llegaría de forma directa. Tras unos ejercicios de calentamiento imprescindibles en toda sesión LSP empezamos a sentir que podemos comunicarnos a través de nuestro modelo y podemos responder a preguntas aparentemente tan complejas como: ¿cómo te ves como director de proyectos en 2 años? Nuestro modelo habla por nosotros.
  • LSP integra las dimensiones social, cognitiva y emocional en las actividades de grupo. Cuando el movimiento y el pensamiento se funden en actividades y objetivos pensados a largo plazo, el aprendizaje es mucho más profundo y las experiencias más memorables. De hecho, las emociones juegan un papel importante en el aprendizaje, nos hacen estar alerta ante cualquier cambio en el entorno. LSP nos permite expresar dichas emociones.
  • Con LSP todos somos iguales en nuestro grupo, todos tenemos el mismo estatus y por tanto podemos expresarnos con total libertad, cada punto de vista es relevante y decisivo para el grupo. Pero esto es precisamente lo que nos hace conscientes de lo diferentes que somos y de cómo cada uno percibe una misma realidad de formas dispares pero igualmente respetables y necesarias para la dinámica de taller.
  • LSP es un método que nos permite abordar de forma productiva conflictos de la empresa. En la mayoría de estos casos problemáticos o sensibles las personas no estamos dispuestas a dar nuestra opinión pues nos compromete. No obstante, LSP no centra su atención en la persona sino en el modelo que construye, lo que evita una confrontación entre los asistentes. Gracias a ello, el entorno de aprendizaje permanece “a salvo”.

En resumen, el proceso de pensar con las manos dentro de un grupo, revela la riqueza de un sistema. Cuanto más conocemos las personas sobre el sistema del que formamos parte, mayor es el impacto que podemos tener en las discusiones y decisiones que se toman. Ello nos hace ganar confianza, entender al grupo y en definitiva, nos va preparando para responder de forma óptima a lo desconocido, mejorando la calidad y rapidez en la toma de decisiones.

¿Qué podemos aprender en un taller LSP?

Un taller LSP se crea siempre con una finalidad y es precisamente ese objetivo el que condiciona su duración. Así, tendremos tres tipos de talleres: los que trabajan nuestra identidad individual, los que trabajan la identidad del grupo o aquellos en los que trabajamos la identidad de la organización. ¿Qué podemos aprender de cada uno de ellos?

Los talleres más cortos son aquellos en los que se trabajan los temas desde una visión personal. No se pretende en este tipo de actividad llegar a un consenso o ver más allá de nosotros mismos, simplemente que reflexionemos sobre un tema concreto y que lo pongamos en común. Son temas susceptibles de este tipo de taller: qué habilidades queremos mejorar como director de proyectos, describir unas vacaciones pesadilla, cómo vemos las desigualdades sociales… Nosotros opinamos y compartimos nuestra opinión.

Una vez hemos trabajado nuestra dimensión personal podemos pasar a trabajar el aspecto grupal de nuestro taller, nuestra identidad dentro de un equipo. Su objetivo es la puesta en común de opiniones propias con la finalidad de llegar a consensos en el grupo. Este tipo de taller resulta clave para afianzar aspectos como la cooperación y el compromiso a lago plazo. Por ejemplo, si vamos a lanzar un nuevo producto en la empresa o queremos posicionarnos en un segmento específico resulta de interés concretar el alcance y requerimientos sobre los que trabajar, que todos en el equipo tengamos la misma visión de lo que se va a hacer y de no ser así, poder llegar a un punto de encuentro que todos y cada uno de nosotros hagamos nuestro. En este tipo de taller, esto es precisamente lo que obtenemos.

Cuando estamos afianzados como grupo, es el momento de trascenderlo y trabajar nuestra identidad organizativa. Este tipo de taller tiene un impacto poderoso en los procesos de toma de decisión. Trabajar sobre las amenazas o riesgos potenciales de un negocio o establecer la priorización en el desarrollo de determinadas funcionalidades de un proyecto, son temas susceptibles de trabajarse en este tipo de taller que aborda la identidad de la organización.

¿Te interesa conocer más sobre LSP? ¿Quieres asistir a alguno de nuestros cursos o que montemos uno en tu empresa? Ponte en contacto con nosotros y hablemos.

Spread the word. Share this post!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *